Posteado por: bertus rai | 18 enero, 2012

JUSTICIA PARA TODOS

Comenzamos el año del fin del mundo maya echando mano de la motosierra de los recortes económicos, esperemos no se les vaya de las manos y acabemos como en La  matanza de Texas en el frigorífico de los mercados de valores.
Nada que no pudiese esperarse de la situación pese al cabreo de los propios votantes del actual gobierno. Y esto es solo el principio de un proceso de reestructuración de las deudas de un futuro incierto. ¿Es suficiente el recorte en  el gasto público?…, Oyendo a Montoro esta mañana sobre las nuevas medidas de control para las autonomías se le llenaba la boca diciendo lo de “las facturas en los cajones de las administraciones autonómicas”, como si todavía hubiese que cargar contra Zapatero y las autonomías que gobiernan estuviesen bien gestionadas. ¿Y si no se enseñan las facturas como en el caso de la visita del Papa a Valencia?…, mejor les irá si las han quemado los responsables del evento, o les saldrán a la cara como en muchos casos del rosario de juicios por malversación y tráfico de influencias que se están celebrando.
Miedo me da esa falta de sentido crítico de los políticos y que basen su estrategia en la hipocresía de lo que conviene decir. Aunque alguno se tome sus libertades, como Rajoy en la investidura, que le dijo a Rosa Díez, más o menos, sobre la reforma de la Ley Electoral: “…yo se que Vd. es vasca y ha hecho gala de ello en alguna ocasión pero yo soy de Pontevedra…”, y se quedó tan tranquilo. Sin duda es una de las frases que ha dicho mas acertadas y que mejor le definen en ese discurso ambiguo entre “loquediosmanda” y “loquehayquehacer”.
Murió Fraga, otro incombustible gallego. Su paisano, el incendiario moralista Rouco Varela ofició las exequias religiosas y , además del respeto a su notable talla política por trienios cumplidos, nos deja el recuerdo de su verbo vehemente, su fama de tragaldabas y los calzones con los que se bañó en Palomares. Amén.
Entre tanto barullo económico la justicia nos muestra sus luces y sus sombras, hay para todos los gustos, aunque lo de Camps y Costa es antológico. Los cien gramos de caviar para los papas de Costa me recordaron a otro incombustible avispado, Zaplana. Si hubiésemos tenido la ocasión de oír aquello de “estar en política para forrarme” (o algo así) como hemos oído lo del caviar, las cosas no le habrían ido tan bien, una pena.  La arquitectura juridisprudencial es barroca y no deja de sorprendernos con sus paradojas.
Con tanto ruido de crisis estamos olvidando lo que pasa a nuestro alrededor y solo nos miramos el bolsillo, recomiendo escuchar a Ignacio Ramonet en su reciente intervención en el congreso de la Asociación de Periodistas de información Ambiental (APIA) http://goo.gl/5CpU8. Algo más tiene que cambiar además de los recortes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: