Posteado por: bertus rai | 19 junio, 2014

NI DIOS, NI PATRIA, NI REY

Imagen

El Roto en El País el 14 de junio

 

 

“Hizo dios al hombre a su imagen y semejanza…”, nos citaban de niños las escrituras bíblicas como queriendo darle cierta credibilidad, o hacer algo tangible lo intangible. A estas alturas de la historia humana el eterno religioso ha fabricado dioses de todos los colores y tendencias. Basta una mirada a los tinglados religiosos montados hoy en día para darse cuenta de que si dios existe nada tiene que ver con lo que nos venden sus voceros, sean cristianos, judíos, islamistas, sintoístas, panteístas, politeístas y demás. Pero sobre todo niego a ese dios que nos tiene olvidados, al que parece que el abandonarnos a nuestra suerte es la mejor coartada para justificar su existencia y que además ha permitido y permite hacer en su nombre cualquier masacre que se tercie, como si la vida humana se pudiese liquidar impunemente en su nombre o simplemente porque sí. El sufrimiento es aceptable en esta vida, a compensar en “la otra”, pura falacia para que los desgraciados tengan consuelo. Seguramente uno cree en dios como se es del Madrid o del Barça, por encima de todas las cosas, o se es del PP o del PSOE,  caiga lo que caiga, y si además es el “ganador” pues como que más razón para creer. Inflados como pavos proclaman su verdad a los cuatro vientos, como el obispo que ha definió el aborto como “holocausto silencioso”…, me muerdo la lengua para no insultarle, tan solo le diré oportunista e hipócrita.  Amparados sin duda en un gobierno que les está colmando de prebendas están más crecidos que nunca. Se fue Rouco Varela de pope de lo religioso y solo falta que lo pongan de asesor en Telefónica. La religión es un despropósito solo justificable por una necesidad del ser humano en aferrarse a algo que le dé todas las respuestas a su ignorancia. Que tenga aspectos positivos tampoco lo discutiré, siempre que estén relacionados con el afán del ser humano de ser mejor. Si imaginamos que el Cosmos desde el big-bang hasta nuestros días ocupase los doce meses de un año del calendario, la aparición de homínidos en la tierra estaría relegado a los últimas horas del calendario y el nacimiento del cristianismo a los últimos cuatro segundos…, solo somos polvo de estrellas.

Mi patria no llega más allá de mi piel, de la de mi familia y amigos, es pequeña y frágil, como una gota de agua soluble en un océano en el que caben todas las patrias. A muchos de los que se les llena la boca cuando pronuncian esa palabra creen que solo la suya es legítima y son capaces de cualquier cosa en su nombre. Estamos otra vez en el terreno de lo intangible, de lo definido por unas características concretas supuéstamente culturales y con raíces históricas de distinta interpretación según quien haga la historia. De la patria-nación al patriotismo-nacionalista hay un camino que solo interesa a los políticos y los que hacen dinero con ello. Cuando se dice que se está sometiendo a un pueblo no se mata la patria se matan seres humanos y ser patriota más allá de una virtud es una cualidad obtusa si se pone por encima de los derechos humanos. Los nacionalismos que han sacudido Europa en pasado siglo y que nos han abocado en los actuales no dejan de transmitir cierto sentido de fraude en tanto que han ido de la mano de gobiernos dictatoriales e incluso en nuestros días de estrategias políticas o económicas por encima de las personas. Volviendo a la historia del Cosmos el nacionalismo actual solo habría tenido vigencia entre el penúltimo y el último segundo del año en el calendario del big- bang.

Ser rey es como, que por aquellos fundamentos de la genética, se infiere a uno semejante cargo y pasa por vía sanguínea de padres a hijos, eso sí,  hijos del matrimonio real y no bastardos, vaya palabrita para designar a un hermano de sangre. La realeza se mueve en la irrealidad y más hoy en día que es difícil darle un contenido social o político, reduciéndose las monarquías a un objeto simbólico en vías de extinción. Solo un cuesco en el último segundo al final del calendario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: